Naturaleza urbana en sociedad

Divulgación

Actualizando contenidos, por el camino verde

Formase y reformarse, pero también el placer para el disfrute. Os acompaño este breve post que os remite a revisar los eventos actualizados, para ser más conocedores de la realidad del verde público. Os proponemos contenidos de interés en distintos puntos de la geografía española, porque en local, en tu zona de proximidad hay entidades implicadas en hacer esto un poquito más verde y mejor. Agradecer a estas entidades sus inquietudes y sus ganas, que no decaigan. También, el placer para el disfrute; os acompaño, exposiciones de interés, resultando especialmente atractiva la que nos ofrece el Museo Thyssen, porque en esta ocasión vincula el placer de la naturaleza al arte de la fotografía. No os lo perdáis.

Vamos mal pero se puede mejorar

En esta ocasión contamos con Serafín, autor de numerosas publicaciones especializadas con en Tecnología y gestión del Verde Público, desde su visión en la retaguardia pero en activo, y con una trayectoria dilatada en el mundo de la jardinería Urbana, apasionado, nos ofrece desde su perspectiva un análisis de la coyuntura actual y la necesidad de tomar iniciativas encaminadas a un cambio de rumbo.

Si los árboles produjeran alimentos

He vivido durante dos meses en un bosque sueco trabajando en un restaurante con una granja permacultural. He visto muchas sonrisas tras explicar que los alimentos que estaba sirviendo los habíamos recolectado unas horas antes, y que la carne sobre su plato era de una vaca que había vivido toda su vida de forma muy tranquila y feliz en una granja a 20km de distancia.

Como un jardinero

Decía el artista Joan Miró que «trabajaba como un jardinero». La frase me llama la atención, por cómo compara la labor de creación con la tarea manual de alguien que cultiva la tierra. Parecen opuestas, a primera vista, pero no lo son. Es una gran verdad: en ambos casos son manos que crean, palabras y plantas, como el artesano sobre el que reflexiona Richard Sennett en su magnífico ensayo, ya clásico.

Deshacer lo andado

Desde la necesidad de divulgar en positivo para generar conciencia individual, sin caer en la utopía ni en el catastrofismo, con el objetivo de reflexionar sobre cuestiones diversas en relación al conocimiento de lo urbano verde y del verde rural se requiere explicar acciones, incorporar contenidos ricos para aproximar la naturaleza (urbana o no) desde la literatura, la música, el arte, la educación, la filosofía y todas las artes y ciencias, porque sólo desde la proximidad, entenderemos que nos estamos disociando de ella, especialmente la sociedad urbana. Necesitamos aproximar la naturaleza a lo urbano, fusionarlo, para readmitirla en sociedad, tolerarla, amarla y respetarla, pero también para ganar el respeto por las acciones técnicas que devuelvan la confianza en las intervenciones de alcance que se requieren, y que urgen hoy más que nunca, en un entorno constatado de emergencia climática. Por ello, ya entrado el verano, ahora que unos salen y otros entran de vacaciones, en un periodo que invita a la reflexión y a la voluntad de incorporar voluntades y proyectos con el inicio del curso escolar, os propongo echarle un vistazo a este post.

Paraísos terrestres

Un paseo por la evolución de los jardines, hasta nuestra época y en lo que vendrá. El jardín, y el hombre, evolucionando temporalmente de la mano. Arte, filosofía, y tecnología. Un placer para el disfrute.

Leer los árboles

Leer los árboles: aprender a mirarlos es una asignatura pendiente de los que habitamos la ciudad, donde nos hemos acostumbrado a las pantallas, los coches y el humo, y habíamos olvidado la madera, las hojas, las flores.

Todos juntos: De 100 a 0 en 10 segundos

Con la voluntad de concretar soluciones en lo local para mejorar en lo global, os propongo este post con reflexiones, y referencias documentales de interés, consciente de las dificultades para alcanzarlo.

¿Un futuro para el jardín en la ciudad?

El ser humano es un animal, que vive en ciudades, amándolas y a la vez odiándolas; añorando la naturaleza que en algún momento abandonó. Uno se asombra y se maravilla ante su capacidad para construir ese mundo artificial, donde convive, comparte y discute (antípoda de Thoreau, aislado en su cabaña, en medio de la naturaleza virgen). Siempre pareció fácil preferir la ciudad, anhelando a la vez (como aquel que desea lo que no tiene) la naturaleza. ¿Cómo plantearnos la naturaleza urbana en sociedad desde la perspectiva de arquitectos y urbanistas y otros perfiles profesionales pero también sus ciudadanos?

El colectivo de la trepa de árboles

Los conozco un poco más desde el último campeonato, en Málaga. Rubén me incluyó en el grupo de la comisión de organización. Me fascinaron, ellos y ellas. Déjame que te cuente que vas a encontrar si te acercas al Parc Samà este fin de semana.